miércoles 20 de junio de 2018

Estamos en verano, te proponemos una de onda que vos vas a agradecer. Empecemos por el principio: ¿Qué planes tenés para este verano? ¿Te gustaría renovar tu dormitorio? ¿Qué te parece si le das un aire fresco y colorido?

¿Cuánto hace que no pintás tu pieza? Le podés dar una onda bárbara. Genial

¿Cómo hacer? ¿Por dónde empezar?


Imaginate los colores, dale color sin miedo. En la red hay algunos simuladores que te ayudarán a imaginar cómo quedará tu pieza, ese lugarcito que tenés para tus cosas, para tus momentos.

Luego de eso viene el otro paso: ¿pintura plástica común o un esmalte sintético? No te hagas problema, en las pinturerías grandes te asesoran muy muy bien.


Ahora sí empezamos:


1- Lijar el mueble con lija de grano medio para eliminar barniz, restos de cera u otros limpiadores que dejan película, etc. Se trata de crear una superficie áspera en la que se adhiera la pintura nueva sin problemas.


2-Reparar cualquier desperfecto que tenga el mueble con masilla para madera. Rellena agujeros, elimina clavos inútiles… Cuando la masilla para reparar muebles esté seca, lija también sobre la masilla para eliminar rugosidades…


3-Lijar más a fondo con una lija de grano fino para dejar una superficie muy pulida si lo que se desea es lacar muebles. Si se quiere conservar el aspecto añejo del mueble, este paso no es tan importante…


4-Eliminar con un trapo ligeramente humedecido todo el polvo resultante del lijado.


5-Aplicar una imprimación o producto sellador, a no ser que el mueble ya esté pintado previamente. Este paso es especialmente importante si el mueble no tenía previamente ningún acabado aplicado.



¿Qué pintura para madera aplicar para reciclar muebles?


En general, el criterio es el siguiente: si es un mueble con una función básicamente decorativa, aplica una pintura para madera acabado mate o satinado. Si tienes previsto dar mucho uso al mueble, por ejemplo, una cómoda, una alacena en la cocina, una mesa de comedor, entonces mejor opta por acabado semibrillo o brillante: se notarán menos las huellas de los dedos…

Pero siempre acordate que en la pinturería te asesoran bien. Acordate que si se trata de tu habitación podés combinar colores fuertes, le podés un toque vintage. Podés pintar flores o calaveras, en fin le podés meter tu onda.


Y ya te adelantamos: a algunos les va a gustar y otros te van decir que no sé, que maso, en fin. Eso importa poco, lo importante es que a vos te guste.

Vamos anímate y luego nos contás tu experiencia de color.