sábado 22 de septiembre de 2018

¿Te gustaría renovar tu casa? ¿Te parece que es un ideal imposible de alcanzar? ¿Los números y presupuestos son muy elevados? Hoy MA te propone algunas ideítas que te ayudarán a lavarle la cara a tu casa y a tu onda. Cuando bajés de la mina o llegués de la calera mirá de nuevo los ambientes de tu casa y pensá a todo color.

¿Tu cocina y tu baño pasaron de moda? ¿Te gustaría darles un aire moderno? ¿Listo para empezar?

Veamos… si tu cocina o el baño tienen esos azulejos súper antiguos y de otra época no los veas como irrecuperables. ¡Existe una solución muy simple que te ayudará a dejar tu baño y tu cocina como nuevos! Lo primero que tenés que hacer es limpiarlos bien con un desengrasante, darles una mano de imprimación y después varias capas de pintura especial para azulejos.

 

Vienen pinturas de varios colores súper alegres y muy modernos que le darán un toque fresco y colorido a tus ambientes.  

 

Lo mismo pasa con los muebles… si en la cocina y en el baño tenés muebles de madera o melanina y están sanos y en buen estado no tenés por qué pensar en cambiarlos. Lo ideal es adaptarlos siguiendo el mismo procedimiento.

 

Tenés que limpiarlos bien, y hacer igual que con los azulejos. Les das una mano de imprimación y tantas manos de pintura como quieras. Si te pinta cambiarles el color podrías pensar en cambiar los tiradores. Hay muchos modelos súper coloridos que te ayudarán a renovar.  Para colocarlos sólo tenés que retirar los tiradores viejos y poner masilla en los agujeros. Después lijás bien y ya tenés todo listo para colocar los tiradores nuevos. Vienen tiradores de cerámica con diferentes motivos que son muy atractivos y novedosos. A veces el detalle hace la diferencia

 

Y con los Electrodomésticos… ¿Qué podés hacer?

Seguro no te imaginás que podés cambiarles el frente con la impresión de un vinilo a tu gusto y piacere. O también pintar el frente con pintura de pizarra para escribir frases o mensajes a la familia.

 

Todas estas ideas te dan la pauta de que no hace falta salir a comprar muebles nuevos para cambiar la onda de tu casa. En esta época en que se usa todo reciclado y con estilo vintage podés permitirte una renovación sin gasto y con muuuucho gusto. Sólo tenés que darte una vuelta por la pinturería y elegir los colores que entrarán a tu hogar.

 

Lo importante es que hagás muy poco gasto para que el cambio te resulte un verdadero gusto.