martes 19 de septiembre de 2017

Con la idea de que cada uno debe aportar su granito para el crecimiento de la actividad minera, el Secretario General de AOMA Nación destacó la necesidad de la formación de los Delegados para el futuro de los trabajadores.

"“Bienvenido sea si uno puede aportar ese granito de arena para seguir capacitando a nuestra gente"" Héctor Laplace

La paritaria, la realidad política del país y las anécdotas fueron las consultas que los Delegados planteaban al Secretario General de AOMA Nación, Héctor Laplace. Aprovechaban la presencia de él para sacarle el jugo a su experiencia y a su jerarquía como cabeza máxima del Gremio. Sus consejos y su arenga a seguir trabajando para tener a cada trabajador de la actividad cada día mejor, hizo que el clima academicista y de formación terminara de la mejor manera: con la idea de aprovechar lo aprendido para mejorar en el accionar cotidiano.

En el cierre del seminario “Política y gremios”, Héctor Laplace dialogó con Minero Argentino sobre la temática convocante y el futuro de la actividad de cara a fin de año. ¿La temática de hoy apunta a que de acá surjan los futuros dirigentes?
Siempre desde mi predica a nivel nacional estamos apostando a los jóvenes, y por supuesto a las jóvenes, porque creemos que la mujer tiene que tener un lugar; y no tengan ninguna duda que los jóvenes son el futuro de la organización. Esta es una apuesta muy fuerte que hago y ojalá que ese sea el broche de mi carrera sindical en la organización.

Si tuvieras que evaluar la jornada de hoy ¿qué diría?
Enriquecedora. Ojalá que los compañeros hayan podido aprovecharla, no lo mío porque lo mío es casi el día a día de ellos; pero por ahí dirigentes de la talla de Carlos Campolongo, que al margen de ser un periodista que normalmente se lo ve en la televisión, es un verdadero profesional que está dando cursos a nivel nacional, que está dando clases en la universidad, y me parece que eso tiene que resultar provechoso. Yo siempre digo que de todos estos eventos siempre algo queda, y ojalá hayan aprendido de él que es un hombre que ha trasladado también parte de su rica historia, no solamente como profesional, sino también como dirigente político. Y que esto los ayude, en el día a día, a los compañeros que estuvieron presentes hoy.

Laplace fue muy demandado en las preguntas del cierre del seminario, porque los Delegados buscaban respuestas a ciertos interrogantes que surgen de los trabajadores mineros. Estas apuntaban básicamente a los salarios, a las paritarias y a la realidad que se vive en el país. Laplace respondió a cada una de ellas con la sinceridad que lo caracteriza, no estando conforme con lo logrado en las paritarias, pero sí argumentando los por qué era lo mejor que se podía conseguir. Y, sobre todo, dando las respectivas esperanzas de lucha por mejoras en el futuro, fuera cual fuera la situación de la Argentina.

En este contexto se comprometió a seguir aportando su experiencia para formar a los más jóvenes. “Bienvenido sea si uno puede aportar ese granito de arena para seguir capacitando a nuestra gente, porque eso va a implicar, lisa y llanamente, que los trabajadores estén mejor representados cada día”, dijo.

De acá a fin de año, ¿cómo vez la realidad del país y del obrero minero?
Este año va a ser particular, creo que nadie escapa que este año es netamente político, por lo cual creo que no se va a poder avanzar en políticas públicas adecuadas, y mucho menos en políticas que tengan que ver con la familia minera porque creo que hoy visto desde la óptica del inversor van a estar atentos a ver qué pasa políticamente en la República Argentina, con lo cual va a ser un año de transición. Ojalá que la actividad minera siga creciendo porque nosotros trabajamos en esta actividad y queremos seguir siendo trabajadores mineros en el futuro.

Una vez más la palabra esclarecedora de Héctor Laplace fue el broche de oro para una jornada intensa en extensión y profundidad. Después de este día ningún Delegado será el mismo.